Hello our valued visitor, We present you the best web solutions and high quality graphic designs with a lot of features. just login to your account and enjoy ...

Noticias Regionales

En el municipio de La Unión, en el norte de Nariño, no solo se cultiva uno de los mejores granos de café del país. Ahí, un grupo de 23 mujeres, está dedicado a la producción de limón Tahití.

“Es especial porque es de mejor calidad, más jugoso y tiene un buen color, características que se dan, en parte, por la buena disponibilidad de agua, contamos con un distrito de riego”, dice Leny Ortega, mientras exprime los limones.

Esta mujer, de 36 años y con dos hijos, se dedica a la producción de frutales, pero su mayor esfuerzo lo dedica al cultivo y transformación del limón en su parcela de un cuarto de hectárea ubicada en la vereda Los Olivos.

Junto a otras 22 mujeres campesinas que hacen parte de la Asociación Los Olivos vende el fruto en bultos de 70 kilos a los intermediarios, pero también los entregan en tarros como néctar de limón.

Cada mes produce 300 kilos y el bulto los negocia a 154.000 pesos.

Cosecha cada ocho o 15 días, la producción es permanente, mientras en otros países, incluso en otras regiones de Colombia, se cosecha de ocho a 12 veces al año.

La Corporación Colombia Internacional (CCI) y el ministerio de Agricultura suscribieron un convenio para el ‘Mejoramiento de la productividad y la competitividad del limón Tahití en la zona norte Nariño’ que se financia con 1.500 millones de pesos aportados por el Gobierno y 752,9 millones suministrados por la CCI.

El convenio está dirigido a los pequeños productores campesinos que no están en condiciones de impulsar grandes proyectos. Beneficia a 12 organizaciones que reúnen a 486 productores, quienes ven cómo el cultivo de limón se ha convertido en una alternativa importante de ingresos.

Se estima que en los municipios de El Rosario, La Unión, Leiva, Policarpa, Taminango y San Lorenzo, donde se enfoca la intervención del convenio, existen unos 1.200 productores dedicados a esta actividad agrícola.

Pero se han identificado algunos factores que impiden una producción eficiente del limón Tahití en la región como la inadecuada capacidad organizativa de los productores, las deficiencias en las condiciones de producción del cultivo y la baja implementación de buenas prácticas agrícolas.

También hay dificultades con la logística para la comercialización del producto, las bajas capacidades empresariales para la poscosecha y el manejo ambiental de los cultivos.

“Llevamos seis años de estar constituidas legalmente. Poco a poco vemos los resultados. Ya tenemos aportes del Gobierno, ya nos conceden créditos. Es una alegría muy inmensa saber que el país está conociendo que en el municipio de La Unión hay unas mujeres que producen, que son trabajadoras, pero que también piensan en el bienestar de su familia y de sus hijos”, dice Leny Ortega.

 

Texto tomado de http://www.eltiempo.com/